NUESTRA HISTORIA

Muebles Alvero tiene una larguísima historia familiar. Empezada por Raimunda Mateo, abuela de Pedro Luis Alvero, con una ferretería que se inició en el año 1920. Era la típica tienda de pueblo en la que se vendía de todo. Allí, empezó a trabajar Sira Fernández, hija de Raimunda Mateo y madre de Pedro Luis. La tienda fue adquiriendo mayor tamaño y cuando Sira se hizo cargo de ella, apoyada en que su marido Joaquín Alvero tenía carpintería y realizaba muebles, se empezó a traer en la tienda algún mueble. Más tarde, se montó la primera exposición solo dedicada al mueble en la calle Gayarre. Como se quedó pequeña, se inició una nueva exposición de unos 400m2 en la calle Ribera frente al hostal Maher, con el nombre ya de Muebles Alvero en el año 1979. Pedro Luis se incorporó a trabajar en dicha tienda y se proyectó la primera parte de la actual exposición, que entonces se hizo de 800m2. Posteriormente, bajo la dirección de Pedro Luis Alvero en el año 1989 se ampliaron a los actuales 2500m2 de exposición más 800m2 de almacén en una nave situada en la parte posterior de la exposición.

Actualmente, en Muebles Alvero, trabajan 8 personas con posibilidad de ampliar el número de empleados si la situación del mercado así lo requiere. Disponemos de 3 furgones de reparto y un taller para poder realizar arreglos y ajustes que en otras tiendas no pueden hacer al no disponer de taller.